El agua como mercancía y su problemática

Home / botellas de plástico / El agua como mercancía y su problemática

El agua como mercancía y su problemática

El agua como mercancía y su problemática
Se calcula que diariamente el consumo de agua embotellada genera alrededor de 21 millones de botellas de plástico que son tiradas a la basura, asegura la organización Fan México – red de acción por el agua. De esa cantidad de envases sólo se recicla el 20%. Desde el sector político se ha propuesto que las autoridades propicien una reducción en el consumo de agua embotellada mediante la instalación de sistema de purificación de agua en centros de trabajo, instituciones públicas y establecimientos de comida. Y desde el gobierno ya se piensa en qué hacer en el futuro.

 

Conagua advirtió en su informe “Estadísticas del agua en México” del año pasado que para enfrentar la menor disponibilidad de agua en los próximos años “será necesario realizar acciones para reducir su demanda, a través del incremento en la eficiencia del uso del agua para riego y en los sistemas de distribución de agua en las ciudades”.

Además, indicó el organismo, “deberán incrementarse significativamente los volúmenes de agua residual tratada y su reuso”.

“Cada vez que tú compras una botella de agua estás haciendo que el agua se convierta en una mercancía y en algún momento no va a haber suficiente agua para todos porque todos quieren venderla y venderla al mejor postor”, señala el ingeniero químico Pacheco-Vega.

El investigador considera que hay tres formas de hacerle frente al creciente consumo de agua embotellada.

  • Educar sobre la verdadera capacidad de los organismos que tratan el agua en el país
  • Instalar sistemas de tratamientos caseros del líquido, es decir purificadores.
  • Cambiar los patrones de consumo individual.

“La gente”, remata, “está empezando a ver el agua no como un derecho humano ni un recurso natural sino como una mercancía”.

Ante la grave situación ecológica, hoy en día existen campañas dedicadas a eliminar el plástico de nuestros hogares, a través de la concientización ecológica de estos. Empresas como Water Station han dado soluciones para eliminar los garrafones del hogar y oficina mediante modernos aparatos purificadores de agua. Una opción a largo plazo que equivale a eliminar el garrafón por 10 años, evitando así contribuir en esta problemática de hasta 21 millones de botellas de plástico al día.